Kimetsu no Yaiba

Tanjirou es el hijo mayor en una familia quien perdió a su padre. Un día, va de visita a otro pueblo para vender carbón, y termina quedándose a pasar la noche en la casa de un lugareño, ya que abunda el rumor de un demonio que ronda por las montañas por la noche. Cuando vuelve a casa al siguiente día, una tragedia lo estaba esperando.